“En cambio, las almas de los justos están en las manos de Dios y no les alcanzará tormento alguno. A los ojos de los insensatos pareció que habían muerto; se tuvo por quebranto su salida, y su partida de entre nosotros por completa destrucción; pero ellos están en la paz.”

Sabiduria 3:1-3

Para más información sobre los servicios ofrecidos por medio de los Cementerios Católicos favor de hacer clic al

CEMETERIOS CATOLICOS