Inaguracion de la Capilla de San Jose

Inaguracion de la Capilla de San Jose

Estimados amigos:

Esta semana pasada fue absolutamente maravillosa puesto que inauguramos a nuestra nueva capilla dedicada a San José; proyecto que tenia años en camino. Las lagrimas que salían de los feligreses indicaban el nivel de emoción que sentían por tanto sacrifico y que ahora se logra la meta en ese dia tan importante. Hasta el Mons. Juan Manz, Obispo Auxiliar de Chicago, se le hacia difícil controlar sus emociones al mirar la alegría del pueblo.

El sentido de pertenencia en la comunidad era palpable y un gran orgullo que todos sentíamos por haber logrado esta gran meta. Todos nos sentíamos orgullosos de se Católicos Romanos. En un momento en la historia de nuestra iglesia donde se suele escuchar historias de iglesias cerrando o siéndose consolidadas, es un gran honor ser parte de una celebración que nos proyecta hacia el futuro de crecimiento y desarrollo para nuestro Santuario y nuestra santa fe. Como les he mencionado a mis hermanos sacerdotes aquí en el santuario, la capilla es una herramienta para la evangelización de las familias en gran necesidad de la esperanza y atención. San José es el patrón y defensor de las familias. En muchos instantes, en nuestro ministerio, nos llegan gente quienes están pasando momentos muy difíciles en sus vidas personales y en so familia. Aunque psicoterapia y la consejería son de suma importancia en muchos casos, no podemos negar que una fe activa, desarrollada y vivida bien provee la sanación y dirección que muchas familias necesitan en sus vidas.

En el Evangelio de hoy, el Señor nos dice: «Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y se les concederá.» Esto es importante para tener en cuenta para poder confrontar esta generación donde muchos católicos están abandonando la fe y la Iglesia, según un estudio del 2018 por Center for Applied Research in the Apostolate (CARA). Lo que poco se predica por nuestro clero y catequistas, es la necesidad absoluta de la Iglesia para la salvación del mundo. La creencia que prefiere ser simplemente «espiritual» independiente de un compromiso real con la comunidad es peligroso. La Iglesia no es un club para pertenecer o una agencia social o una «organización no-lucrativa.» La Iglesia es el Cuerpo de Cristo que somo llamados a pertenecer por Dios mismo. No podemos decir que: «Amo a Dios, pero no soporto su Iglesia.» Seria lo mismo decir: «Te quiero a ti, pero a tus hijos no los quiero» y esperar que seremos buenos amigos. ¡Esto no funciona!

Existen muchas razones por la cual alguien sea tentado en abandonar la Iglesia. No obstante, abandonar a la familia de Dios nos llevaría a mucho mas tristeza y soledad. Esta semana hemos visto un poquito de la bendición que somos como Iglesia y como podemos hacer mejor por medio de compartir en celebración y metas logradas.

2018-04-30T16:52:47+00:00
Powered by AmericanEagle.com