La Sagrada Familia

La Sagrada Familia

Queridos peregrinos:

Hoy celebramos el Día de la Sagrada Familia. Deseo extender mis sinceras felicitaciones a todas las parejas de nuestra comunidad quienes han aceptado la gran responsabilidad de ser padres de familia. Como podemos ver por los medios de comunicación, actualmente existen debates sobre la esencia y definición de la familia en el país. Hoy, mas que nunca, necesitamos hacer claros en cuanto afirmar el papel indispensable de los padres de la familia. En verdad, la salvación de nuestras propias almas lo requiere. Un libro que recomendaría para elaborar sobre este tema es del autor y psicólogo G.C. Dilsaver en su libro Las Tres Marcas del Hombre: Como ser Sacerdote, Profeta y Rey de tu familia.

En su libre el Dr. Dilsaver describe y afirma la enseñanza de la Iglesia sobre el papel de hombre y la mujer en la familia. Él afirma que el los hombres juegan un papel sumamente importante y ordenad por Dios en la vida de la familia. Nos invita a considerar el estado de la familia hoy en día y el papel del hombre en cuanto la salud o desintegración de la misma. El escribe:

“Este encabezamiento familiar en que Dios llama a todo patriarca Cristiano no nace del paganismo que exige dominancia sobre la esposa e hijos, sino una autoridad de amor que respeta a los demás con sacrifico como el de Cristo. En verdad, solo por medio de la imitación de Cristo cabeza de la Iglesia podemos guiar a nuestras familias hacia Dios para que puedan resistir las amenazas de secularismo.”

La pareja, particularmente aquellos quienes son padres de familia, son llamados por Dios para ser sacerdotes para sus familias. Su deber es de orar por su familia, sacrificarse por ellos y enseñarles el camino del Señor. Los padres son los dispensadores de las bendiciones del Señor para uno a otro (esposo y esposa) y sus hijos. Su deber es der un hombre de Dios que ofrece culto para el bien estar de su familia. La madre es profeta que enseña la verdad de nuestra fe. Deben de conocer la Verdad que Dios es creador y redentor de todo. Ellos son nuestros maestros de todo en cuanto la moralidad y provee por la educación de sus hijos. Ellos son los catequistas principales para su familia y deben de conocer íntimamente al Señor quien sirven. Un padre es un rey en imagen de Cristo. Su deber es de gobernar a su familia con justicia y amor. Él debe de cuidar la salud de su familia y defenderlos. El papel de cualquier rey es defender su patria. Así también es con los padres llamados a la defensa de la familia y protegerlos en contra de aquello que amenaza con desorden moral e espiritual. La madre es la que siempre trae la buena nueva para sus hijos que es la Santa Fe.

La misión de todo padre de familia es de proveer por todo lo necesario para que su familia este en unión con Dios, la Iglesia y entre la familia. Cristo eligió a doce hombres, no por accidente o tradición, sino porque él conoce que el papel de los hombres como cabezas espirituales y defensores de las familias es como Su esposa (la Iglesia) que crecerá.

2020-02-15T14:57:58+00:00 diciembre 30th, 2017|blog- spanish, Del Escritorio del Rector, From the Desk of the Rector|

About the Author:

Powered by AmericanEagle.com